Evaluación PsicoEducativa

  • Planificación
    Planificación
    De gran importancia en Secundaria
  • Escritura correcta
    Escritura correcta
    Pinzado del lápiz, grafía, ortografía,...
  • Lectura
    Lectura
    Rápida, Eficaz, Comprensiva (no memorística)
  • Actitudes ante los estudios
    Actitudes ante los estudios
    La motivación para estudiar es una variable relevante
  • Percepción Visual
    Percepción Visual
    Un funcionamiento perceptivo visual incorrecto ofrece muchas explicaciones
  • Capacidades Atencionales
    Capacidades Atencionales
    La Eficacia Atencional, la Atención Sostenida y la Estabilidad Atencional son requisitos imprescindibles de todo aprendizaje
  • Razonamiento
    Razonamiento
    El nivel de desarrollo intelectual explica la mayor o menor velocidad de aprendizaje

La Evaluación de un Niño o Adolescente con cualquier Dificultad de Aprendizaje, bien sea por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, Dislexia, Retraso en el Desarrollo,…, se realiza siempre a petición de sus Padres, Maestros, otros Familiares o Profesionales de la Educación o la Salud.

De manera indiscutible, toda evaluación se realiza en la mayoría de los casos con la finalidad de Diseñar un Plan de Intervención, con posibles componentes farmacológicos, educativos o psicológicos.

Así pues, la primera fase de esta evaluación está constituida por la Identificación correcta de los Déficit Aptitudinales o las características propias del menor.

Esta fase se ha venido realizando durante los últimos años con instrumentos de validez discutible y fiabilidad escasa (Escalas de Conners, EDAH, Criterios DSM-III/IV, WISC, MSCA, BENDER, CARAS, ITPA, PROLEC, PROESC, TAMAI,…) permitiendo una gran confusión de casos y un consiguiente perjuicio a los sujetos y a sus familias (Véase resumen del informe al Parlamento del Gobierno autónomo del Oeste de Australia apllicado a los Hiperactivos)

La segunda fase, una vez identificados de manera fiable los factores del menor que explican parcialmente el problema consultado, consiste en la realización de un proceso de Valoración de características del entorno social en el que se desenvuelve: actitudes y valores ante la educación de sus padres y maestros, adaptación a hermanos y compañeros, etc.

Solamente tras la finalización de esta segunda fase es posible diseñar un Plan Integral de Tratamiento, estrictamente adecuado a las características de cada niño o adolescente.

Desde hace más de una docena de años, el Grupo ALBOR-COHS ha venido desarrollando instrumentos de evaluación que permiten obtener un PERFIL DE VALORACIÓN  de  Niños y Adolescentes con Bajo Rendimiento Escolar o TDAs, en el cual fundamentar procesos posteriores de intervención farmacológica y psicoeducativa.Tales instrumentos, agrupados bajo la denominación de Protocolo Magallanes pueden consultarse en la web correspondiente: protocolomagallanes.es

Si desea obtener más información sobre este proceso, puede consultar con nosotros telefónicamente: BILBAO (94 482 0094)   o enviarnos un correo electrónico.

 

Nombre y Apellido (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje